Madrid y sus sorpresas

¡Madrid tiene tanto que ofrecer!
Qué puedo decir de un fin de semana enjoyed in Madrid y de callejear todo el día por el centro mano a mano, o más bien hombro con hombro, y alguna que otra parte corporal, con las miles de personas que han tenido mi misma idea.
Creo que una bonita forma de disfrutar lo que ofrece una gran ciudad  es refugiarse en algún café, y Madrid tiene tantos donde sentarse a tomar un te verde, a leer y a escribir que no todo va a ser callejear.
Decidí pasar la tarde del viernes en el bohemio Anti Café, saboreando un rico chocolate vegano y disfrutando de la compañía del escritor Marcus Goldman en sus pesquisas por descubrir quién mató a Nola Kellergan y en su afán por exculpar a su amigo y gran escritor Harry Quebert. Novela que disfruté muchísimo, mantiene la intriga hasta el final y las enseñanzas y consejos que le da Harry a Marcus sobre el noble arte de escribir me inspiraron, así que os  la recomiendo, “La verdad sobre el caso Harry Quebert” by Joël Dicker, ya me contareis qué os parece.
La guinda de cualquier viaje es poder ver y achuchar a tus amigos que residen en el lugar, aunque estén ocupados rodando un corto, como estaba la maravillosa Lou en esos poquitos días que visité la capi. Y si además haces nuevos, ese día hay que marcarlo en el calendario con el color “fechas maravillosas para recordar”.
En mi madrileño sábado matinal mis queridos nómadas, conocí a un grupo de mujeres fantásticas. Sol, una de las FABULOSAS, en mayúsculas como ella muy bien las describe en su blog lasclavesdesol, compartió con nosotras su sabiduría sobre la escritura en un curso de escritura de blog, y debo decir que en ese momento empezó a germinar esa semillita dentro de mi cerebro y más importante, mi corazón, así que siguiendo sus “órdenes”, ¡escribid C.A.D.A D.Í.A! nos decía, aquí estoy dándole forma a mi primer post, el primero de muchos espero y deseo.
Para disfrutar del resto sábado quedé con mi amigo Benito en el restaurante vegetariano Artemisa, donde el encargado, vestido con una camisetas de Sheldon Cooper, nos consiguió una mesa sin haber reservado, a cambio de mostrarle mis ¡calcetines de Yoda!. Ya veis que entre frikis nos entendemos. La comida es deliciosa y muy abundante, os recomiendo alguno de los platos para compartir entre dos, y los ¡nachos con guacamole! ñam ñam.
Ya desde la ventanilla de este avión despido en un día glorioso a esta bella ciudad, si vosotros os quedáis, ¡DISFRUTADLA! Yo seguiré escribiendo camino a Buenos Aires con ganas de saber  que me regala esta otra capital para mi siguiente post, allí nos vemos queridos nómadas.

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

One thought on “Madrid y sus sorpresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *