Tips para volar con peques

Muchos de nuestros nómadas no caminan todavía y ya están recorriendo el mundo. Para esos papis que quizá no sepan lo que se van a encontrar en el primer tramo, o se sienten nerviosos, no os preocupéis, los peques se adaptan mejor que muchos adultos a los aviones.

Estos serían una serie truquitos que he ido observando a lo largo de mi vida viajera que espero os ayuden.

En el check in pedid siempre el bulkhead o panel de separación. Según la aerolínea, tienen una mesa o unos enganches que salen de la pared y allí ponen una sillita de niño o una cuna para los más pequeñines, que montan nada más se apagan las señales de los cinturones de seguridad.

Si viajáis con el cochecito de bebe, en el check in os pondrán el tag o la etiqueta con el código de barras, igual que a la maleta, pero no lo embarcarais allí, si no que lo podéis usar hasta llegar al avión y en la puerta lo dejáis para que lo metan en bodega, tenéis la ventaja de embarcar los primeros. Al llegar a destino, depende del aeropuerto y la aerolínea, os lo traerán a la puerta del avión cuando salgáis, y si no, saldrá en el carrusel con las maletas. Preguntad a la tripulación si tenéis dudas.

Hablando de cochecitos, hay dos llamados Yoyo stroller y Joie stroller, que son fabulosos para viajar, se doblan y quedan hechos un cuadrado que cabe perfectamente en los compartimentos superiores de los aviones. Si sois una familia viajera vale la pena la inversión.

Por los arcos de seguridad de los aeropuertos se puede pasar comida de bebe. Siempre es recomendable llevar, si contáis las horas de llegada al aeropuerto, espera, vuelo y trayecto al destino suman muchas para tenerlo a dieta. Hay papis que llevan bolsitas con cereales o trocitos de manzana, según la edad que tengan los nenes;  si necesitáis calentar un biberón la tripulación lo hará por vosotros.

Para el despegue y el aterrizaje podéis darle algo para chupar, el biberón por ejemplo, eso le ayudará a que los oídos le hagan pop y se le destapen, sobre todo si anda algo resfriado. Llorar también le ayuda a que hagan pop, si solo son unos llantos no os preocupéis, es su ajuste a la altitud, aunque pocos hay que lloren, para ellos también es emocionante ir de viaje.

En el avión os darán un cinturón de seguridad de bebe que irá atado al vuestro. Un consejo que considero muy valioso, que también vale para los adultos es, que siempre que los niños estén en sus propios asientos lleven el cinturón abrochado, es una buena idea si lo dejáis visible, sobre todo en vuelos nocturnos cuando todo está oscuro. A los bebes en sus sillitas también, aunque si se encienden las señales los tendréis que sacar y poner en vuestro regazo con su cinturón pegado al vuestro.

Os sonará obvio pero os sorprendería ver la cantidad de padres que se atan cuando se encienden las señales de los cinturones  y no atan a los niños, a veces por no molestarlos. Recordad que es por seguridad, no por capricho.

Os recomiendo llevar siempre algún juguete o libro para que se entretengan, muchos padres les ponen dibujos en las tabletas a los más mayorcitos. Hoy en día todas las aerolíneas tienen sus propias pantallas individuales con muchos programas para toda la familia, y varios canales para los más jóvenes; existe la posibilidad de activar el control parental. Los auriculares les quedan algo grandes, así que muchas de las mini personitas que viajan llevan los suyos propios.

Por cierto, hay una maleta de niños que es genial, se llama trunki pueden arrastrarla ellos o simplemente sentarse a caballito sobre ella, mientras los padres tiran del pack, además de divertida me parece muy práctica.

En la maleta de mano llevad ropa para cambiarlos, que seguro que ya será uno de vuestros hábitos, por si se manchan o mojan; hay padres que les ponen el pijama mono en los vuelos nocturnos antes incluso de embarcar, recordad tener en cuenta que si vais de un país frio a uno caluroso, deberíais cambiarlos en el avión y ponerles ropa fresquita, y al revés, del calor al frio.

Todos los baños del avión están equipados con cambiadores en la gran mayoría de las aerolíneas.

En un avión es muy importante hidratarse bien, la atmósfera es tan seca como el mismo Sahara, así que mucha agua para los peques y para todos.

Si queréis mandar a los más jóvenes de la casa a otro país o ciudad solos debéis saber que existe esa posibilidad. Muchos niños tienen a los padres o familiares en ciudades, países o incluso continentes diferentes a su lugar de residencia, cuando llegan las vacaciones la mami los manda con el papi que vive en Londres o se van a Australia a pasar un mes con los abuelos o simplemente desde Palma los mandan a Santiago a pasar unas semanas con los tíos.

Pero esto mejor os lo cuento en otro post, por hoy centrémonos en vuestros retoños y lo bien que lo vais a pasar todos juntos en esta nueva aventura.

peppa pig GIF

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

2 thoughts on “Tips para volar con peques

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *