Tips del buen nómada 1ª parte.

Queridos nómadas,

Tras el éxito del post «Tips para volar con peques» he pensando en ir haciendo una lista de trucos y buenas costumbres que nos ayuden a la hora de preparar un viaje y llevarlo a cabo. Aquí os dejo la primera a la que seguirán más, si tenéis ideas o consejos que queráis compartir no dudéis en mandármelos, siempre serán bienvenidos y los compartiré con otros nómadas.

1- Planeando.

Es buena idea documentarse, leer blogs, ver videos, etc. no querréis regresar y pensar “¡oh eso no lo vimos!”. ¡La emoción del nómada empieza antes de salir de casa!

Documentación:  Llevad fotocopia del pasaporte, foto o digitalizadlo en el teléfono/nube, así podréis dejar el original en el hotel para que no se pierda.

Revolut: Es una Visa monedero ideal para viajar. Yo me bajé la App y pedí la tarjeta física. La podéis enlazar a vuestra cuenta del banco y rellenarla con dos clicks, podréis cambiar dinero a muchas monedas con un cambio muy alto y usarla para comprar billetes, hoteles, tours o un simple café. Os mandará una notificación de cada gasto que realicéis, así que además os sirve de justificante de pago o de resumen de lo gastado en el viaje. Podéis mandar dinero a otros usuarios de Revolut o reclamarlo, todo a través de la App.

Truco anticlonaje: un policía me enseñó cómo evitar que me clonen la tarjeta; con el touch es más fácil de clonar, así que siempre, en cajeros y pagos en todo el mundo, introduzco el chip, marco tres número aleatorios + borrar, con lo cual si los copian no les servirán de nada, luego marco mi PIN + OK y ¡chin pun!

2- Empaquetando.

Creo firmemente en la importancia de evitar los plásticos de un único uso, por lo que viajo con una botella de agua que puedo rellenar en muchos aeropuertos, tras pasar por seguridad, en hoteles o en fuentes públicas.

Una bolsa de tela lleva en mi maleta muchos años, la uso para cualquier compra.

Mi neceser es transparente y de las medidas que exigen los aeropuertos, con lo cual no tengo que usar las bolsas de plástico que proveen.

El gel y champú puede ser en pastilla, ahorraréis mucho espacio y el uso de más plástico. Me gusta llevarme también mi pasta de dientes, hilo dental, desodorante y demás cositas de @everuseshop, todo ello libre de plástico.

Como me encantan los tés y el chocolate caliente llevo conmigo mi taza viajera de @ahimsaeco que es maravillosa, además de sus cubiertos y pajita, así cuando como por la calle o me compro un take away evito usar los cubiertos de plástico y las tazas, que no son reciclabes.

Un bolígrafo a mano viene genial, antes había muchos formularios que rellenar, ahora los están eliminando todos.

3 En el avión

La atmósfera del avión es como el Sahara, SECA, SECA. Por lo cual es de vital importancia hidratarse y mucho. Es ideal haber rellenado vuestra botella tras pasar por seguridad, sobretodo si tenéis asiento de ventana.

La buena hidratación hará que al llegar al destino os sintáis mejor y menos cansados. Huelga decir que el consumo excesivo de alcohol y cafeína más bien hará un efecto contrario.

Si además estáis algo pachuchos al partir podéis ir a la galley, que es la cocina del avión, y pedir a la tripulación que os den un vaso de agua caliente con limón, os sentará bien.

Es buena idea llevar un mini bottiquín según el viaje que hagáis. Yo soy más de suplementos y hierbas por lo que suelo empaquetar equinácea y vitamina C para subir las defensas o mantenerlas fuertes. De todo nómada es sabido que entramos en un non stop mode por nuestra avidez de ver y conocer sitios nuevos, así que una ayudita antes de partir y durante el viaje nos vendrá bien.

Moverse es importante para la circulación y esos paseos al baño o a la galley os desentumecerán.

Dormir todo lo que se pueda, aunque es difícil para muchos, vale la pena intentarlo y cada vez que os despertéis, ¡a beber!

Si os agobia el avión u os da miedo os recomiendo pasear por él, conocer ese nuevo entorno. Hablad con la tripulación, sentiréis que tenéis amigos abordo. Gracias a la magia los aviones vuelan, dejad que os inunde y os lleve a lugares lejanos.

4- En destino.

Siempre es buena idea viajar con cabeza y observando unas normas de seguridad, lo que en inglés se llama low profile o perfil bajo, se trata de mantener una actitud discreta en lugares algo “dudosos”.

Es muy práctico llevar cambio, billetes pequeños y monedas para posibles propinas o billetes de bus (en los de EEUU tienes que meter las monedas en la máquina y no devuelven cambio) 

Marcar vuestra ruta en el google map antes de salir del hotel os será muy útil, así no tendréis que desandar lo andado. Lo mejor es que se puede usar sin internet, se queda marcada en el mapa con puntitos (como miguitas de pan), solo tenéis que seguirla (vosotros aparecéis en movimiento), es ideal para no perderos cuando no hay muchas referencias o se ha hecho de noche y queréis regresar al hotel, por ejemplo, ¡así que recordad marcarlo también!

La App Happy Cow te dice donde está el restaurante vegano, vegetariano o con opciones veggies más cercano. ¡Un salvavidas!

Hasta aquí llega mi primera lista, la acompaña el libro “Viajar para chicas con prisas” de Carla Llamas y Georgina Geronimo. Carla, @lamaletadecarla es una blogera de viajes que me gusta mucho y el libro es un manual de viaje ideal, sobretodo si os iniciáis en la vida nómada y mochilera.

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

2 thoughts on “Tips del buen nómada 1ª parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *