Terrazas de arroz, cataratas, puertas y templos en Bali.

¿Recordáis a Arsana de Bali Net Tours? Pues hoy nos recoge a las ocho de la mañana para irnos al norte de la isla, todo el día por un buen precio, 750K. Tardamos unas dos horas en llegar a nuestro primer destino, una plantación de café, muy bonita e interesante, aunque yo sea más de chocolate.

Una amable señorita nos muestra las plantas de café además de algunas especias que utilizan para añadirle sabores. Al final de la corta visita nos ofrece degustar varios tes y cafés, Virginia prueba los cafés, yo los tes.

Nos hablan del café Luwak del que se dice es el más caro del mundo. Sus granos son ingeridos por este animal y luego defecados, en el proceso digiere la piel, el grano queda igual… ahí os lo dejo.

Llegamos a unos de los lugares que me hacía mucha ilusión ver, las terrazas de arroz de Jatiluwih.


Maravillosamente bellas, más bonitas de lo que mi mente imaginó. Hay caminos que nos llevan a pasear entre ellas, desde uno por el que se tardan cuarenta y cinco minutos hasta otro de cuatro o cinco horas.

Protegidas por la UNESCO siguen su día a día como congeladas en el tiempo. El sistema de terrazas hace que no se erosionen y, bien cuidadas, puedan seguir siendo cultivadas por muchos años. Estos agricultores así lo hacen, con el amor de sus manos.

Seguimos nuestro camino hasta llegar a la colina Wanagiri Hidden Hill,  desde donde podemos ver un hermoso lago rodeado de montañas. Allí han colocado un columpio, un corazón, un nido y demás cositas para que los visitantes nos hagamos fotos chulis, los hay en muchos de los lugares icónicos de la isla. En este en particular hay que pagar 100K para hacérselas. Recordad deteneos un rato a admirar su belleza, a veces nos centramos tanto en la foto que eso se nos olvida ¿verdad?

A unos metros de allí está la carretera que nos lleva a unas cataratas. Tras dejar el coche en un aparcamiento empezamos a bajar entre árboles y humedad, puedo oír el agua y veo un pequeño altar.

Llegamos y nos encontramos a las bellas Banyumala Twin Waterfalls, cargadas de iones negativos, tan saludables que solo quería inspirarlos.

Las cataratas están rodeadas por una inmensidad verde, naturaleza y belleza por todos los costados.

La subida será más interesante, con el calor y la humedad, pero nada que unas intrépidas nómadas no podamos conseguir.

Desde allí y tras comprar algo de fruta continuamos hasta una de las imágenes más icónicas de esta fotogénica isla, la puerta Handara.

Puertas grandes y pequeñas pueblan esta isla, marcan la entrada de una casa, de un templo, e incluso de un condado, como esta. Bellas todas ellas por su forma puntiaguda estirándose hasta los cielos.

Llegamos a uno de los magníficos y famosos templos de Bali, el templo del lago lo llaman.

Templo del Lago, Ulun Danu Temple.

Se encuentra dentro de un lago, pertenece a todas las personas de este lugar, e incluso a sus visitantes. El único lugar donde no podemos entrar, en ninguno de estos templos, es en las zonas de oración.

Todas las demás áreas están permitidas, de hecho este es como un pequeño parque donde pasar el día y pasear.

Una de las deidades hinduistas es Ganesha, el hijo de Shiva. Tiene forma de elefante y es el dios que remueve obstáculos y dificultades, señor de la sabiduría, éxito y buena suerte. Yo llevo uno en mi cartera desde hace muchos años, cuando en un viaje a la India un señor lo bendijo y me lo regaló.

Hoy Virgina y yo decidimos cantarle un om y hacerle una petición.

Tras nuestro momento íntimo continuamos nuestro camino de regreso a Seminyak, allí tras una merecida ducha me relajo con una gran compañera de viaje, Julia Navarro y su novela «Dispara, yo ya estoy muerto».

La autora nos relata la historia de una familia judeo-rusa en un final de s.XIX cuando en la Rusia de los zares comenzaron los pogromos. El padre y el hijo consiguen huir a Francia donde pueden establecerse y continuar con el negocio. El hijo tiene claro que quiere ir a Tierra Santa, tal es su empecinamiento que hacia allá marcha. Allí empieza una nueva vida en una tierra donde judíos y árabes viven en paz, hasta que empiezan las rencillas y la guerra, momento en que deben elegir, combatir contra amigos y vecinos.

Navarro entremezcla la historia de estas dos familias, una judía y otra árabe y sus respectivos clanes con todo lujo de detalles, como es común en ella, y nos muestra de primera mano en la voz de los personajes, como empezó esta horrorosa guerra que, a día de hoy, todavía parece estar lejos de cesar.

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

4 thoughts on “Terrazas de arroz, cataratas, puertas y templos en Bali.

  • Me ha encantado!!

    • ¡Y a mi me encantas tu! Gracias por compartir estas aventuras conmigo, me gusta poder escribirlas en estos días en el que el mundo necesita historias. Gracias mi bella

  • En Vietnam también venden un café como el de kopi luwak, hecho con las heces de comadreja (weasel). Visitamos una plantación y me puse muy triste al ver las condiciones en las que viven estos pobres animales… 🙁
    A parte de esto, preciosas fotos! Qué bonito todo, regalos de la naturaleza en todas partes. Y muy chulo tu tripod handstand 😉
    Un abrazo Alexandra

    • Gracias mil mi bella.
      Sí a mi también me dio mucha pena, cuestioné a la señorita que nos lo enseñaba, pero se quedó sin palabras …
      Mi trademark, hacía tiempo que no aparecía.
      Enjoy Vietnam darlings!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *