Sobrevivir a San Francisco en bici

Sí, la ciudad de las cuestas EN BICI, ¡el mundo es de los valientes!
Conozco tres rutas para recorrerla y no morir en el intento. Encontraréis muchos lugares para alquilar bicicletas, incluso eléctricas, para los no tan valientes.
La menos arriesgada y plana es desde el centro de la ciudad, desde allí tomáis Market St., una de las calles principales, pasa cerca de Powell St. que es donde el famoso tranvía que sube y baja las empinadas cuestas, da la vuelta de 360º empujado por dos operarios, es muy gracioso.

Seguís bajando por Market hasta el Embarcadero 1, donde por cierto hay un grupito de tiendas y cafés para desayunar muy cuquis, y donde se encuentra el Puerto de San Francisco, lugar al que llegan ferries de varias partes de la bahía.
Desde allí rodando hacia la izquierda llegáis a la famosa Pier 39 donde os saludarán los ruidosos leones marinos que allí se asentaron hace años porque había mucha comida y era más difícil que los depredadores marinos los atacaran, en invierno hay muchos, en verano se van de ligoteo por otras aguas. Desde allí también se puede ver la isla-prisión de Alcatraz.
¡como le gustaron a la mamma!
Continuando el rodaje, la siguiente área interesante que encontraréis, no muy lejos es Fisherman’s Wharf, allí pasaréis por la plaza de Ghirardelli, que en 1863 toda la manzana era el cuartel general de la fábrica de chocolate del mismo nombre, que está riquísimo, os dice una chocoholic como yo.
Seguís por el parque de Presidio bordeando el mar hasta llegar a una mini cuestecita que lleva al puente, no sin antes parada obligatoria en un mirador para una foto chula.
 Y ya por fin entramos en el puente guardián de la bahía, el Golden Gate, una de las maravillas del mundo moderno. Si tomáis  el carril de la derecha os llevará hasta otro mirador para sacar más fotos, y a una cuesta abajo donde os podéis lanzar a la velocidad de la luz hasta llegar a Sausalito y al pintoresco barrio de las casa barco, o casas flotantes.
¿Correo para las casas barco? aquí por favor.
Os preguntaréis como regresar y quien es el chulo que sube lo que acabamos de bajar, estad tranquilos, al alquilar la bici os ofrecen un ticket para tomar el ferry de vuelta al Embarcadero 1, thank God for that, de esta ruta habréis regresado sanos y salvos.
Otra opción es tomar el carril izquierdo del puente, que también os lleva a un mirador para la súper foto, y desde allí ¡ojo!, que aquí sí hay truco. Cuando fui con mi amigo Emilio, un ciclista profesional cañero donde los haya, me dio a elegir entre subir por la ruta sencilla y más corta o la más larga, pero más espectacular, y yo, toachula elegí la larga, así que a Hawk Hill que nos fuimos. ¡Ahí estaba el truco!. Y en esta opción no hay ferry que valga, llegas al hotel con tus partes machadas de tanto sillín pero más feliz que una perdiz.
up and up and up
La tercera alternativa también tiene su aquel, ¿recordáis cuando os dirigíais a la Pier 39? pues bien, pasado el Embarcadero 1 de repente decidís subir a la calle Lombart, sí, LA MÁS EMPINADA DE SANFRAN, esa misma. Esa fue nuestra brillante idea, cuando con mi otro amigo Javi decidimos que queríamos descenderla, pero para ello primero había que buscar la forma de subir. Un buen ciudadano nos recomendó dar un rodeo para evitar las peores cuestas, las subimos todas rodando menos una, pendiente a la que casi podías besar.
Aquí la champion
Con tanto ejercicio no me dio mucho tiempo a leer, pero aún y así encontré un ratito para recuperar fuerzas cenando algo en el vegano Loving Hut del Westfield SF Center, mientras leía «La caída de los gigantes» de Ken Follet, el primer libro de su trilogía sobre las tres guerras, las dos mundiales y la fría. Me gustan los libros que hablan de esos acontecimientos, y en este, Follet relata lo sucedido en la Primera Guerra Mundial y en la Revolución rusa de una manera fácil, enlazando las vidas de las cinco familias que forman el elenco de sus personajes y dándonos una perspectiva de cada parte del planeta en el que habitan.  Se asegura que formen parte de nuestras vidas y queramos leer los siguientes dos libros que forman la trilogía.

Como podréis comprobar la bici os lleva a los must de Sanfran más cercanos a la costa, otro día os contaré más cosas sobre los lugares a visitar en el centro de la ciudad y saliendo en coche de ella, ¿os parece queridos nómadas?

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

2 thoughts on “Sobrevivir a San Francisco en bici

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *