La casa de May Gibbs, autora de libros para niños. Sydney.

Esta mañana desperté con la idea de ir a la playa, pero me entretuve charlando con Helene, la encantadora dueña de la casa donde estaba pasando unos días en Sydney. Nuestro tema de conversación se basó en libros, sorpresa ¿verdad?, ahora entendéis el por qué pasé la mañana con ella.

Me habló de May Gibbs, una escritora ilustradora de libros para niños que aunque nació en Inglaterra había vivido toda su vida en Australia, solo había regresado a su país natal a estudiar Bellas Artes.

Helene me contó que su casa estaba muy cerca y que debería visitarla. Hace unos años querían demolerla, pero gracias a una protesta la mantuvieron y ahora está a cargo de una ONG y las personas que allí trabajan lo hacen de forma voluntaria.

Me gusto la idea de ir a verla, conocer algo de la vida de esta autora y ver de donde había sacado su inspiración.

La casa se llama Nutcote, y este año celebra su centenario. Con las creaciones de May Gibbs crecieron los abuelos, hijos y muchos nietos de este país. Este jardín con vistas al mar le sirvió de inspiración.

Nunca tuvo hijos, y en esta casa creaba a sus pequeños bebés ficticios, todos inspirados en la flora local del país. Pude ver un libro con las fotos de la plantas que correspondían a cada personaje, me lo mostró una amable voluntaria que además, me contó muchas anécdotas de la vida de la escritora. Los personajes que acompañan a estos bebés en sus aventuras están inspirados en la fauna australiana.

En mi visita conocí a tres señoras australianas muy simpáticas y encantadoras. Ellas me contaron que crecieron con esos libros, y que sus abuelas tenían utensilios caseros como los que vimos en la casa. A mi me chocó el “baúl del hielo”, nunca había visto uno, no se permitían hacer fotos dentro de la casa, pero encontré uno igual en casa de mis amigos de Brisbane.

Nos sentamos un ratito en el jardín trasero que da al embarcadero y desde donde se puede ver el puente, que May vio construir. En el free tour que hice el otro día nos contaron una anécdota que sucedió en Ia inauguración del puente el 19 de marzo de 1932 cuando, en el momento en el que había que cortar el lazo, el ultraderechista Francis De Groot llegó en su caballo y le dio un sablazo, literalmente, con su sable. Parece que lo encerraron unos días y luego se cobijó en la casa de May Gibbs.

El año pasado estrenaron la película “Mujeres de negro” (Ladies in black) y fue rodada en esa casa. Tengo muchas ganas de verla, ahora que he estado allí y he disfrutado de sus estancias. Me encantó ver la casa y conocer a esas damas del lugar. Tiene cafetería aunque estaba cerrada, buscaban a algún voluntario para poder abrirla durante el fin de semana, estuve tentada…

Vista del jardín desde la cafetería.

Tras este nuevo descubrimiento me fui a una playita que estaba a cinco minutos de allí. Parecía que iba a caer una de esas tormentas que suelen aparecer en Sydney a las cuatro de la tarde, el agua esperó y me permitió tener unos momentos de relax. Cuando hay tormenta refresca bastante, lo cual es un alivio después del calor en un día de verano.

Mientras estaba sentada en la arena apareció una perrita igual que la que tenía May Gibbs, vino hacia mi y me dije, ¡mira! la escritora me manda sus saludos.

Al regresar me fui a la calle de los cafés, que abren muy temprano, pero también cierran temprano, sobre las cinco de la tarde. Para mi suerte encontré una panadería-café todavía abierta. Allí me tomé un chocolate y conocí a un señor que iba a correr y estaba esperando a que parara la lluvia. Después de una charla (otra, sí) me invitó a asistir a la misa del domingo por la tarde, me contó que después toman un café y charlan, es una forma de crear comunidad, me encantó la idea de conocer a mis vecinos. Me reafirmo en lo dicho en otros posts, cada persona que se ha cruzado en mi camino en este viaje ha sido muy amable y me he sentido bienvenida en este lugar. Ha sido maravilloso.

Hoy no podía faltar alguno de los libros de May Gibbs, “Meet Snugglepot and Cuddlepie” qué significa conoce a estos dos personajitos con nombre de abrazos. Los bebés ficticios  que la escritora creó se llamaron “Gumnut Babies”, todos ellos llevaban alas de angelito en su espalda. En este libro viven en un “gum tree” qué es un árbol del caucho. Uno de los personajes es la Sra. Kookaburra, pájaro autóctono, otro el Sr. Lagarto y por supuesto, la zarigüeya a la que rescatan de una jaula donde la habían metido los humanos.

Me encanta salir del camino del turista y tomar la ruta que me lleva por el camino del viajero, como la de hoy que me llevó a conocer a una escritora que se inspiró en este país que me ha robado el corazón.

Tags:

Written by Lectora Nómada

Mis viajes alrededor del mundo siempre acompañados de un buen libro. My travels around the world always accompanied by a good book.

View all author posts →

4 thoughts on “La casa de May Gibbs, autora de libros para niños. Sydney.

  • Hola! Me encantó leer tu post de la Casa de May Gibbs. Esta escritora debería ser encantadora, una artista que me ha recordado a nuestra gran amiga Mila Behrendt, de familia alemana pero brasileña. Falleció en Curitiba, (Paraná). Fue también una escritora impresionante, cuenta cuentos, buena persona y sobre todo Artista. En el bosque de los alemanes, ella hizo una adaptación del cuento de los hermanos Grimm, y vas recorriendo un caminito por el que llegas a la casa de la Bruja. Allí, ahora hay cuenta cuentos.
    Me ha encantado Alexandra como siempre, como explicas tus viajes. Te seguimos y nos encantas.

    • Lectora Nómada

      Muchas gracias darling, gracias a vosotros por leerme. Y gracias por contarme sobre esta escritora, voy a buscarla para saber más sobre ella. 🙏🏼😘

  • Me encanta!. Que ganas de conocer ese precioso País 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *